sábado, marzo 18, 2006

Parto

Amiga que sabe escuchar y advertir sobre los peligros del abismo. ¿No será esto un nuevo parto? En todo caso, un nuevo poema: Parto, dedicado a María Luisa:

PARTO
Para María Luisa

Llegó el momento.
La flor madura.
Obedezco al canto de la especie
tentación impuesta
aunque sí pedí nacer.
Abandono esta tiniebla húmeda y cremosa
fundida en mi mismo
mi propia piel
cómoda al infinito.
¿Qué me espera que tanto me apresuro?
Me lanzo cabeza abajo
abro a fuerzas el puente
ay, tan angosto.
El aire me desgarra.
Me he olvidado quién soy.